limosna

 

yo le dije :-Dame, necesito que me des eso que no tengo; quiero vivir un dia mas y lo necesito. Me miro, me miro un rato largo,y respondio: -No sabés lo que decis; no entendés que eso que pedís no existe.Cómo no existe? yo lo vi , sé que muchos lo tienen-Quien, por ejemplo, decime quien.-Y, no sé, alguna gente que pasa. -Alguna vez te lo dieron ? - No me acuerdo; sé que lo tuve, no me acuerdo. Lo miré. Sentía que mis ojos se hacían un gran hueco lleno de nada.Y ahí lo ví, encerrado en una de esas jaulas para canarios sin pulgas. Me estaba mirando.
Alla en el fondo,d onde están esas venas rojas que salen en las fotos con flash, ví que estaba tratando de extender su mano por los barrotes. Yo cerré la mía, que estaba abierta en signo de limosna. La sentí húmeda; en el piso había un charco de un líquido sin color . Supuse que podían ser lágrimas o agua de las cloacas o meada. La mirada que nos unía se cortó en un movimiento de mis párpados.
Pensé que sería mejor pedirle a otro y me fuí. En la esquina miré para atrás y lo ví con la mano entre los barrotes tratando de recoger el líquido. Entonces supe que era hielo derretido.y me di cuenta qué era lo que trataba de darme. Me puse contento de haberlo descubierto. Solo me dió lástima el fondo de sus ojos con tanta sangre en medio del frio tremendo.